Comunidad

Pertenece a una comunidad

Somos personas imperfectas que tratan de seguir el ejemplo perfecto de Jesucristo. Nos amamos unos a otros, nos ayudamos mutuamente y nos esforzamos por seguir las enseñanzas de Jesús lo mejor que podemos. Únete a nosotros y experimenta un sentimiento de pertenencia y unidad.

La Iglesia es un refugio de la vida cotidiana donde adoramos a Dios y amamos a nuestro prójimo. Es un lugar donde progresar espiritualmente, conectar con la familia y poner a Jesús en el centro de nuestra vida.

La Iglesia no es solo un lugar donde adorar a Dios; es también un lugar donde servirle. Los hombres, las mujeres, los jóvenes y los niños, todos son necesarios para ayudar a edificar el reino de Dios en la tierra.

Los misioneros son voluntarios que se dedican a enseñar a las personas acerca de Jesús. Todos ellos son distintos y prestan servicio por todo el mundo. Su mensaje puede bendecir tu vida.

Preguntas comunes

La gente tiene muchas preguntas acerca de los “mormones” o, de forma más respetuosa, los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Haz clic aquí para ver la lista completa.

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días son como cualquier otra persona. Tienen altibajos, con todo lo que eso conlleva. De hecho, ¡te sorprendería lo normales que podemos ser! Los Santos de los Últimos Días tienen fama de ser personas felices y pacíficas, pero eso no significa que no tengan desafíos. Todos en esta vida libramos una batalla difícil; pero cuando uno se esfuerza al máximo por vivir el evangelio de Jesucristo, recibe fortaleza y paz adicionales para hacerle frente.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene muchas tradiciones culturales, así como costumbres, que se centran en la familia. Por ejemplo, los miembros de la Iglesia reservan una noche a la semana para tener la noche de hogar, o noche en familia. Otras actividades durante la semana incluyen sencillas meriendas compartidas y pequeñas celebraciones, o reuniones de jóvenes para los adolescentes. Muchas de nuestras tradiciones son convencionales, como la celebración de festividades con nuestra familia, y otras son más singulares, como dar una sagrada bendición a un bebé recién nacido en la Iglesia. Como familia, oramos juntos, leemos las Escrituras juntos y, el primer domingo de cada mes, incluso ayunamos juntos durante veinticuatro horas.

Todos los domingos nos reunimos para cantar himnos, escuchar discursos y enseñarnos unos a otros acerca del Salvador. La Iglesia nos recarga espiritualmente y es una manera perfecta de mantener a Jesús en el centro de nuestra vida. Invitamos a todos a asistir a nuestros servicios cristianos y a adorar con nosotros.

Los horarios de las reuniones de la Iglesia varían de una congregación a otra, pero siempre constan de una reunión principal para toda la congregación seguida de una clase separada por grupos de edad o intereses generales.

 

 

 

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es un lugar seguro donde las personas pueden hallar la esperanza de una vida mejor por medio de Jesucristo. La Iglesia proporciona herramientas, prácticas y enseñanzas sagradas que te ayudarán a desarrollar y a nutrir una relación con Dios. Y, por si eso fuera poco, ser miembro de la Iglesia significa pertenecer a una comunidad de personas que se preocupan las unas por las otras.

Sí, tanto en familia como a nivel de Iglesia. Después de todo, si el nacimiento y la resurrección de Cristo no son acontecimientos dignos de celebración, ¿cuáles lo son? A veces la gente nos confunde con algunas religiones cristianas que no celebran festividades, pero puedes estar seguro de que nosotros sí lo hacemos.

Recibe mensajes inspiradores